PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuales son los cuidados  que debo tener con la lámina?

Se prohíbe limpiar la lámina con cualquier  líquido que contenga amoniaco ya que este destruye la lámina,  por lo menos el 90% de los limpia vidrios, contiene amoniaco, por ende se  recomienda limpiar solo con un paño húmedo y en caso que tuviera alguna mancha puede utilizar alcohol.

¿Cuanto demora la instalación de la lámina por vehículo?

La instalación puede demorar alrededor de 1 hora y media a 2 horas.

¿ Es necesario des-tapizar las puertas de los vehículos para la instalación?

Solcontrol durante los 34 años de servicios nunca ha des-tapizado las puertas por el motivo que se puede hacer un daño a los broches de los vehículos, siempre y cuando la lámina quede por lo menos unos dos centímetros bajo la goma de los vidrios no se tiene problema.-

 

¿Cual es la ley que  habla del polarizado?

La ley es  la 18.290   articulo 79 publicada en 1985 y la ley 20068 publicada en el año 2005 esta ultima esta reglamentada por el decreto 22 publicada el 20 de mayo de 2006 en el articulo 16. 

¿Que es lo permitido por la ley del polarizado en vehículos?

Artículo 16º.- Los vidrios de los vehículos livianos, medianos y pesados, definidos en los Decretos Supremos Nºs. 211, de 1991, y 54 y 55, de 1994, todos del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones deberán cumplir con las normas de seguridad que se describen en la Resolución Nº 48, de 2000, del mismo Ministerio. Dicha exigencia será obligatoria para los vehículos cuyo año de fabricación anotado en el Registro Nacional de Vehículos Motorizados del Servicio de Registro Civil.

Identificación, sea 2007 o posterior. Los vehículos, cualquiera sea el año de fabricación anotado en el Registro Nacional de Vehículos Motorizados del Servicio de Registro Civil e Identificación y que de fábrica cuenten con vidrios de seguridad que cumplan con alguna  de las normas de la Resolución 48/2000 citada y cuyo texto disponga la posibilidad de usar vidrios oscurecidos, podrán utilizar estos últimos siempre que se trate de vidrios distintos al parabrisas y de los vidrios de las puertas delanteras, cuando se trate de vehículos livianos y medianos, y de los de visión directa del conductor, en el caso de los vehículos pesados.